Confort y bienestar3_tcm7-704571

«El confort es el estado físico y mental de bienestar que una persona tiene en relación con su medio ambiente».

La sensación de bienestar es el factor más importante a tener en cuenta en climatización. Está ya demostrado que la calefacción por sistema radiante, ofrece al cuerpo un confort indudablemente superior respecto a los sistemas tradicionales de calefacción. La agradable sensación de bienestar, la temperatura constante y uniforme en todos los ambientes y la ausencia de movimientos convectivos generan un clima ideal.

La distribución vertical de la temperatura se establece por la llamada curva ideal de confort térmico, según la cual las zonas más próximas al suelo deben tener temperaturas ligeramente más elevadas respecto a las zonas más próximas al techo.

 

Calefacción por  piso radiantesuelo-radiante

La calefacción por radiación consiste en que la mayor parte del calor no se emite directamente como calor, sino como radiación infrarroja. Esto se consigue aumentando la superficie de emisión del calor, trabajando a baja temperatura y respondiendo a una ley física. De esta forma, la calefacción por radiación utiliza el suelo como sistema radiante. Por este medio, se obtiene una mayor sensación de confort, con una temperatura constante y homogéneamente distribuida en el ambiente.

La temperatura que el cuerpo efectivamente percibe no es únicamente la del aire, sino la media entre el aire y la temperatura radiante de las superficies que lo rodean. Si se calienta una de las superficies, en este caso el suelo, su temperatura radiante es mayor y por lo tanto, con una menor temperatura del aire ambiente, 20ºC, se obtiene la misma sensación térmica que con un sistema convectivo, además se elimina la sensación de pesadez y sofocación que se advierte a veces en entornos sobrecalentados, y se genera un ambiente menos seco.

El suelo con sistema radiante eléctrico no resulta caliente al tacto y elimina la sensación de frío típica de los suelos de los ambientes, pudiendo caminar tranquilamente descalzos en pleno invierno, sobre un piso tibio extremadamente agradable.

La calefacción mediante piso radiante eléctrico, es una variante valida cuando nuestro proyecto requiere calefacción y no contamos con gas, o como combinación con otros tipos de calefacción. Es un producto de tecnología que le permite mantener las temperaturas deseadas en cada uno de sus ambientes, a un costo que compite de igual a igual con los otros sistemas. Con adecuados controles, produce un uso racional de la energía destinada a este sistema.
Este sistema de piso radiante eléctrico, funciona con energía eléctrica alterna de 220 volt.

Como todo piso radiante, el sistema requiere que por debajo del cable calefactor haya una aislación térmica que impida el paso del calor hacia abajo, aprovechándolo íntegramente en calentar la carpeta y el piso, para que éste, por radiación, caliente todo el ambiente. Admite todo tipo de pisos, cerámica, mármol, parquet atarugado, vinílicos, alfombras.
A través de los termostatos se apaga al momento de alcanzar la temperatura deseada. Además al ser regulable por sectores o habitaciones, el consumo se mantiene solo donde se necesita. También permite variaciones automáticas de acuerdo a los distintos requerimientos durante la jornada.

Ventajas:

  • Es totalmente saludable, especialmente para gente que tiene alergia al polen o al polvo ya que no tiene aire en movimiento.
  • Es ecológico debido al gran ahorro de energía.

  • No ocupa espacio.
  • Recomendable para lugares donde hay niños, que tienen tendencia a tirarse por el suelo, además, se evita el peligro de quemaduras o golpes con los artefactos.
  • Se gana espacio y libertad para el diseño de los ambientes.
  • En lugares con techos elevados no se producen problemas de estratificación del aire caliente.
  • Temperatura regulable por ambientes.
  • Aislamiento Acústico. No produce ningún tipo de ruido.
  • Las superficies adyacentes, como las paredes, están más calientes que con otros sistemas.
  • Cero mantenimiento.
  • Baja incidencia en el costo total de la obra + confort para toda la vida.
  • Larga vida – vida útil prolongada.
  • Es posible la instalación en zonas donde no hay gas.

 

¿Es posible colocar piso radiante bajo cualquier tipo de suelo?

El sistema de calefacción piso radiante eléctrico utiliza un cable calefactor bajo una capa o carpeta tradicional de concreto. Esta capa, sirve de soporte al suelo en material cerámico, mármol, granito, alfombra, madera, o cualquier tipo de suelo que se desee colocar.

El calor se transfiere desde el cable calefactor hasta la totalidad de la superficie del suelo y éste irradia energía a todo el ambiente, sin importar el material que usted disponga.

 

Ahorro energético – Más economía y ecologíaecologia-piso-radiante

Con el sistema de piso radiante mantenemos el calor en la parte inferior del ambiente, que es la zona donde realmente se requiere, alcanzando así tan solo 18 º a 20 ºC en la parte superior, en vez de que el calor se acumule en el techo a una temperatura de 24 a 26 ºC, mientras que en el ambiente se extienda una temperatura de 22 ºC. Por consiguiente, el gradiente térmico es notablemente inferior al de un sistema tradicional, ahorrando entre un 30 y 40% de energía.

Una disminución de la temperatura ambiente de 1ºC representa un ahorro de energía del 5 al 7%